¡Bienvenido Invierno!


Y después de la tempestad llegó la calma

Después de tanto ajetreo, tantas celebraciones y comilonas, tantas luces y ruído, tantas idas y venidas, nuestro cuerpo lo que nos pide, al menos a mi, es momento de calma y reposo. Es momento de recogernos y de sentirnos abrigados al calor del hogar con una tacita caliente en nuestras manos o sentados en nuestro sillón favorito con unas agujas haciendo punto o leyéndonos ese libro que nunca puedes leer.

Y todo esto no es casualidad, es un reflejo de lo que somos, seres del mundo y la naturaleza y como tales seguimos los ciclos que ella nos marca y nos dice con mayúsculas que “HA LLEGADO EL INVIERNO”.

Duermen las plantas, se recogen los animales, baja la luz del día y lucen más intensas las estrellas en la noche. Medio mundo queda cubierto por un manto blanco y el frío lo cubre todo, pero aunque por fuera todo parece estar quieto y en silencio, la Tierra, bajo ese manto de nieve blanca sigue su actividad, lenta y calmada. La vida bajo la Tierra continúa preparándose para su nuevo resurgir cuando llegue la próxima estación. Eso mismo necesito yo en este momento, parar el ritmo frenético del exterior, lograr quietud y calma para poder saborear mejor mi interior.

Ya se han ido marchando mis figuras del Belén y empiezo a darle forma a la Mesa de Estación del Invierno. Las telas cambian de color y además del lila aparece el blanco y el azul claro. Ahora lucen los cristales y las velitas iluminando las ventanas de las casas. Y en la cima del monte, presidiéndolo todo aparece “El Rey de las Nieves”. Los niños han oído hablar de él, saben que ha llegado y salen muy abrigados, con gorros y bufandas, para Darle la bienvenida. “

Por el camino con suerte se encontrarán con el Señor Escarcha, que con sus soplidos lo congela todo. Él acompañará a los niños hasta el palacio para que puedan conocer al Rey.

Pero, ¡Cuidado!, estad con los ojos bien abiertos, porque a medida que pasen los días, llegará una visita inesperada para algunos, que nos pueda sorprender. Llegará la Señora Deshielo con su escoba, barriendo la nieve de todas las calles, para porder recibir y dar paso a un hada volando en una carroza, tirada por mariposas que anuncien la próxima estación. El Hada del Invierno, después de un duro trabajo podrá marcharse a descansar cuando den la bienvenida al Hada de la Primavera, pero eso aún está por llegar.

Ideas para preparar la Mesa de Invierno

¿Qué os parece pues empezar a preparar vuestra Mesa del Invierno? A mi, ahora mismo, no me apetece otra cosa más que elaborar esos muñecos de lana cardada, típicos de la mesa de estación y de los teatrillos de las Escuelas Waldorf.

Os dejo alguna foto de cómo estoy poniendo la mía y qué cosas no pueden faltar.

IMG_9686

  • Telas de colores blanco, azul y lilas si se desea y manta de lana en el suelo simulando nieve.
  • Montaña elevada donde colocar El Rey de las Nieves.
  • Los Niños del Invierno, con guantes y bufandas también salen a jugar y hacer su Muñeco de Nieve.
  • Como animales se pueden poner osos, pingüinos, zorro. Yo he puesto un animalito tirando de un trineo.
  • Piedras de. cuarzo, minerales y cristales. Me encanta sacar una piedra preciosa de talco con betas grises y blanca que tallé yo misma en la formación Waldorf.
  • Algunas ramas de pino o ramas sin hojas o esas varas de algodón blanco como copos de nieve.
  • El Hada del Invierno o algún angelito no pueden faltar.
  • Un farolillo o velas de color blanco, azul, gris o lila y copos de nieve que adornen todo.
  • Otras ideas, aunque no hace falta llenar todo de cosas, son alguna postal invernal, los Gnomos de invierno, la Reina y la Princesa del Hielo o el Señor Escarcha y la Señora Deshielo más adelante.

IMG_9692

Haz Botones de Madera

¿Has visto los botoncitos que llevan los niños en los abrigos?

Están hechos a mano, cortados de una varita de madera, lijados a mano y con mucho cuidado he hecho los agujeros para poder coserlos. Pongo la atención en ellos porque me ha gustado mucho hacerlos y me parece una bonita idea para hacerlos más grandes y ponerlos en tu camisa de lino o algodón, por ejemplo.

Haz Pompones de Lana Peinada

Como algunos ya sabéis hay diferentes maneras de hacer pompones:

  • Una forma sencilla y casera es usando un tenedor y enrollando lana alrededor. Meter un cabo entre los dientes para atar fuerte todas las hebras, cortar los laterales del tenedor y redondear.
  • Otra manera fácil es usando un aparatito que venden para hacerlos. Aunque no salen muy redondos.
  • La de toda la vida, como yo he hecho estos, es cortando dos círculos de cartulina con un agujero dentro (en forma de donuts). Empezar a enrollar toda la lana para cubrir el aro formado. Cortar con las tijeras la lana, metiéndola entre las dos cartulinas y siguiendo el perímetro del círculo. Anudar con un trozo de lana todas las lanas. Con las tijeras puedo redondear el pompón. Quedan así de bonitos porque la lana usada es Lana Peinada y me permite mezclar colores.
Canción de Invierno

Es muy bonito sentarte con los niños o tus amigas alrededor de una mesa con el brasero encendido bajo la falda camilla y cantar esta canción mientras preparas los pompones o los muñecos de lana o cuando los colocas en la mesa de estación. Esta canción la he sacado de la Revista Nº 1 de ¡Campanada!, Las cuatro estaciones, de la editorial Ing Edicions. Puedes encontrarla allí.

IMG_9699

 

Si quieres ver más información sobre qué es la Mesa de Estación y para qué sirve lo puedes ver aquí o cómo hacer un gnomo paso a paso.

¿Te ha gustado este post y te ha dado ideas para preparar tu mesa, o quieres saber algo más?

Deja tu opinión