¡Cómo dibujar un bonito despertar!


Del Sueño a la Vigilia

“Es una suerte poder hacerlo despacito”

Sé que para la mayoría de los mortales y en el mundo en el que vivimos es casi siempre misión imposible, pero no siempre … porque si tenemos ocasión, este es un regalo que merece la pena hacernos.

Sí, pero ¿cómo lo hago? ¿en qué consiste?, se preguntan algunos.

¿Te has parado a pensar cómo es tu momento de despertar en el que pasas del sueño a la vigilia? Pues entonces eso es lo primero que yo haría. Pararme a observar y poner mi atención en cuáles son mis hábitos en ese preciso momento  porque solo así, siendo consciente, podré dibujar mi despertar lo más bonito que pueda.

Aquí te dejo algunas ideas para un buen despertar

De entrada lo más normal es que no seamos nosotros quienes nos despertemos, sino un aparatejo que tenemos en nuestra mesilla de noche que en silencio va marcando el paso del tiempo, dícese móvil o reloj despertador. Con un poco de suerte, ya en lugar de escuchar un estruendoso ruido, igual me puedo despertar con una suave música liviana y sencilla que me lo haga algo más fácil.

No quiero ser esclava del tiempo

No obstante lo mejor para mi es olvidarme del reloj y dejar unas rendijas de la ventana subidas para que sean los primeros rayos de luz los que me despierten. Intento no ser esclava del tiempo y que sea mi propio reloj biológico el que marque las horas.

Consultar con la Almohada

Llegado a este punto hay una joyita que no quiero dejar pasar porque es oro.

Es el momento de mirarme por dentro y escucharme y traerme a la vigilia algo de mi propio sueño

Cuando me acuesto la noche anterior ya me he ocupado de hacer el proceso inverso y con la práctica, al despertar alguna sensación o mensaje me llegará. Unas veces me ayuda a tomar alguna decisión importante o me avisa de si por ahí voy bien o no. Otras veces es tan solo una sensación. Es una cosa muy sutil, lo que siempre se ha llamado consultar con la almohada, dormirlo o llevarlo al sueño … pues yo lo práctico a diario.

Evita levantarte de un sobresalto

Si tienes ocasión de hacer esto ya es mucho, pero además, siempre que puedo evito levantarme de un salto y empezar el día como si de una carrera de obstáculos se tratase. ¿Te suena eso a ti también?  Te voy a dar alguna idea por si tú también lo quieres probar. Yo antes de poner el primer pie en el suelo prefiero hacerme una pregunta que una vez me dijo una amiga:

¿Qué necesitas hoy para estar bien?

Una pregunta muy sencilla pero muy rica. De este modo, quizás los primeros pasos del día que des sean en dirección hacia algo bueno o al menos elegido por ti de un modo consciente. No siempre es así, sobre todo cuando nos despertamos como autómatas, sin ni siquiera saber porqué.

Bueno, si tenemos la suerte de que es un día especial como hoy (hoy es el día de todas las madres) y te traen un desayuno a la cama con un beso y una flor, ya será un perfecto despertar.

Estas son solo algunas ideas, pero hay muchas más, porque el día no ha hecho más que empezar.

“Si eres mami, en un día como hoy deseo que hayáis tenido un bonito despertar y si no lo eres también”

¡Feliz día!

2 Respuestas


  • José Luis Yela // // Reply

    Fantástico, como siempre. Eres mi ídolo. Bueno, uno de ellos. 😀

    • hilanderadesueños // // Reply

      Jaja, gracia y a partir de ahora a despertar más bonito✨☺️✨

Deja tu opinión